Todo sobre los nuevos créditos Procrear

Este mes, el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat puso en marcha la inscripción a los créditos del relanzado Procrear, con líneas para la construcción y la ampliación de viviendas en todo el país. Es una línea destinada fundamentalmente a la construcción de viviendas de hasta 60 metros cuadrados en lotes que forman parte del programa Procrear, municipal o propio. La otra línea es para la ampliación de hasta 20 metros cuadrados para viviendas ya existentes.

A partir de sus 9 líneas de créditos, en este nuevo lanzamiento, la política desarrollada por el Estado Nacional se propone, fundamentalmente, brindar 300.000 soluciones, entre créditos hipotecarios y personales. Estas van desde el mejoramiento de viviendas hasta viviendas nuevas en desarrollos urbanísticos. En términos generales, el nuevo Procrear se divide en dos tipos de líneas de crédito: las líneas de créditos hipotecarios y las líneas de créditos personales.

Requisitos para los nuevos créditos Procrear

 

Entre los requisitos que se piden para la inscripción, aparece que el ingreso familiar total sea de entre 2 a 8 veces el salario mínimo vital y móvil nacional. Es decir, el tope para acceder estaría, hoy en día, en $135.000. En la línea de construcción, el interesado además no puede ser propietario ni copropietario de otra vivienda que no sea la que se va a construir.

Ajuste del crédito

 

La ministra María Eugenia Bielsa ha informado que el capital de los créditos Procrear se ajustará por fórmula HoGAr. Esta reemplaza a la actualización por UVAs utilizada anteriormente. Está atada fundamentalmente a la evolución de los salarios, teniendo como tope el 2% del CER.

¿Se puede usar para la compra de casas usadas?

 

Por el momento, estos créditos no están previstos para su uso en la compra de viviendas usadas. El gobierno apunta a que el programa sea puntual en lo que respecta a la activación de la economía, poniendo para ello especial énfasis en el ámbito de la construcción que genera una gran cantidad de puestos de trabajo.

Se estima que los primeros sorteos se llevarán a cabo durante el mes de octubre. Mientras tanto, están abiertas las inscripciones a los préstamos personales para refacciones y mejoras en viviendas existentes, que se abrieron a principios del mes de agosto. Se han llevado a cabo licitaciones para desarrollos urbanísticos.

Líneas activas

 

Las líneas que siguen activas en este momento son las que se lanzaron durante el mes de agosto, teniendo su primer sorteo el día 28 de dicho mes. Se otorgaron hasta mediados del mes de septiembre 34.000 créditos en este sentido. Son las líneas de préstamos personales que se destinan a refacciones y mejoras en hogares existentes.

  • Los microcréditos

Son pequeños créditos para la compra de materiales, a fin de favorecer el desarrollo de obras de pequeña escala. Son obras destinadas, como decíamos con anterioridad, a mejorar las condiciones habitacionales de la vivienda. Se estiman 120.000 para la totalidad del país, con hasta $50.000 y tasa fija de 24%.

  • Mejoramientos y refacciones

Se destinan a mejorar las condiciones habitacionales de las viviendas existentes. Esto incluye mejoras de aislamiento, de pisos, carpintería, pintura, instalaciones eléctricas, instalaciones sanitarias, terminación de núcleos húmedos, entre otras cosas. En este caso, se estiman unos 70.000 para todo el país. Aclara el gobierno que quienes se inscriban en estos créditos no podrán participar en líneas de Ampliación, Construcción y Mejoramiento Microcréditos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *