¿Qué es una línea de crédito?

Cuando hablamos de productos financieros, podemos encontrar una gran diversidad de ellos, adaptables a las necesidades de cada persona en un momento dado. En esta ocasión, hacemos referencia a la línea de crédito. Tanto la línea de crédito como los préstamos constituyen productos financieros que ofrecen a los clientes la posibilidad de adquirir dinero de manera anticipada. No obstante, es importante conocer las diferencias entre estas dos herramientas, puesto que son cosas distintas. A continuación, veremos qué es una línea de crédito y sus características particulares.

Conozcamos la línea de crédito

 

Para poder entender qué es una línea de crédito, primero hay que repasar la definición de crédito. Comúnmente, se entiende por crédito a aquel momento en que se adquieren recursos sin haber realizado todavía un pago vinculado a estos. Dichos recursos se obtienen basándose en la promesa de que los mismos serán devueltos en un plazo que se determina previamente. Habitualmente, el pago de ese dinero suele incluir ciertos intereses, determinados en cada caso por la entidad bancaria o financiera que presta el dinero.

Teniendo en cuenta la definición anteriormente mencionada de crédito, podemos decir que una línea de crédito es un contrato que se realiza con una entidad financiera que funciona a modo de acreedor. En este contrato, se pone a disposición de un deudor o solicitante una determinada cantidad de dinero, a lo largo de un período de tiempo definido. A lo largo de ese plazo de tiempo, la persona solicitante tiene la posibilidad de usar una parte o la totalidad de la línea de crédito que se haya adquirido.

De esta manera, cuando el mes termina, la persona solicitante tiene un período de tiempo determinado para poder devolver lo que se ha utilizado de la línea de crédito y los intereses contemplados en la misma. También es posible que se incluyan otras comisiones que se pactan previamente a la obtención del dinero. No obstante, en este caso, los intereses pasan a ser solamente por el tiempo y por el dinero que efectivamente se utiliza y no por el monto total de lo prestado.

Características de la línea de crédito

 

Cuando hablamos de la línea de crédito, podemos decir que hay tres elementos básicos que intervienen en su funcionamiento y que la diferencian de otras herramientas financieras. Estos elementos son los siguientes:

El vencimiento

 

Al hablar del vencimiento, estamos haciendo referencia al plazo en el que la línea de crédito termina. Si bien puede variar en cada caso, dicho plazo suele ser de un año. En ocasiones, se pueden establecer contratos con plazos superiores a este.

El monto

 

Se trata de la cantidad máxima de dinero disponible y es el monto máximo de dinero del cual el deudor puede disponer.

El interés

 

El tipo de interés que debe pagar la persona solicitante es el gasto principal que se suele acordar cuando se establece un contrato de línea de crédito. No obstante, existe la posibilidad de que aparezcan otros gastos, como podrían ser las comisiones. Es importante tener en cuenta que todo gasto adicional debe necesariamente estar contemplado en el contrato para lograr mayor transparencia.

¿Cuáles son los beneficios de una línea de crédito?

 

En muchos casos la línea de crédito puede serla mejor herramienta financiera. Esto se debe a sus propias ventajas. Algunos de los principales beneficios de la línea de crédito son los siguientes:

Es flexible

 

En toda línea de crédito, el cliente puede disponer de la cantidad de dinero que requiera de la línea de crédito mientras el contrato dure. Mientras no se supere el límite máximo que se ha establecido en el contrato, la persona puede disponer el dinero en la cantidad en que lo necesite.

Es sencillo

 

Por último, la línea de crédito opera como una cuenta corriente. La entidad financiera deposita el dinero en la cuenta de crédito de la persona solicitante y esta es la que se encarga de gestionarlo y administrarlo de la manera que le parezca adecuada o que lo necesite. Es una herramienta financiera que favorece que las personas solicitantes adquieran el dinero con rapidez, sin necesidad de realizar una gran cantidad de trámites o papeleos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *