¿De qué manera se calculan los intereses mensuales de los préstamos?

Al momento de acudir a las distintas herramientas que las entidades financieras pueden ofrecer, hay algo que siempre aparece y sobre lo que se sabe poco: los intereses. Muy pocas personas saben cómo se calculan los intereses de los préstamos. Por eso, a continuación, te contamos lo que tenés que saber al respecto de las tasas de interés y cómo estas se calculan.

Hablemos de la tasa de interés

 

Lo que se conoce como tasa de interés es algo que aparece cuando se solicita un préstamo personal, un crédito, o también cuando se decide realizar una inversión en plazo fijo. Cuando se pide un crédito o un préstamo personal, calcular los intereses es lo que va a permitir a la persona solicitante conocer cuál es la cantidad de dinero real que tendrá que pagar, tanto hacia el final de los pagos como de manera mensual, en cada cuota. Para saber esto, en Argentina, existe una calculadora de interés mensual o de interés bancario.

Precio del dinero

 

Una terminología frecuente en este ámbito es lo que se conoce como precio del dinero. El precio del dinero es lo que los bancos y las entidades financieras en general cobran a través de los intereses una vez que han ofrecido una herramienta, como puede ser un préstamo o un crédito. Es de esa manera que surge el concepto de interés. El interés es, en definitiva, el costo de los préstamos y los créditos.

Calcular la tasa de interés

 

Si lo que se quiere es poder hacer un cálculo de la tasa de interés de un préstamo o crédito, podemos destacar tres factores fundamentales. Estos factores son la tasa de interés, el monto total del préstamo o crédito y el plazo de pago. Son los elementos que deben aparecer en la ecuación para hacer el cálculo. Cada vez que una persona solicite un préstamo, tiene que devolver el monto del dinero que ha recibido, junto con los intereses. Los intereses son, en definitiva, las ganancias de recuperación de las entidades financieras o bancos que reciben a cambio de haber prestado el dinero.

El interés simple

 

Lo que se conoce como interés simple es algo que contiene los intereses que surgen de la inversión a partir de un capital inicial. Hay que tener en cuenta que los intereses que se derivan del capital no se acumulan para generar intereses de un segundo período. Por eso, el interés simple que se genera por capital invertido es algo que se mantiene igual a lo largo del tiempo, en tanto no se produzcan modificaciones al respecto de la tasa, como así tampoco del plazo de devolución del dinero. El interés simple es algo que se mantiene invariable.

Para hacer el cálculo respecto al interés simple, podemos tomar el siguiente ejemplo. Supongamos que la entidad financiera presta un total de $500 pesos argentinos. Este préstamo es a interés fijo a lo largo de seis meses y tiene una tasa de interés del 2% por mes. Esto lleva a que el capital inicial sea de $500. Si el interés mensual es del 2%, es equivalente a unos $10 pesos. Por eso, el total de interés durante los seis meses que dura el préstamo será de $60 pesos. La capitalización mensual del banco será, entonces, de $10 y la capitalización total por ese préstamo será de 60 pesos. El total a pagar, entonces, por el cliente, será de $560 pesos.

Teniendo en cuenta el ejemplo mencionado con anterioridad, podemos establecer la siguiente fórmula para calcular el interés simple:

Interés simple = préstamo x tasa de interés x período de tiempo a pagar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *